Publicado:
Comparte:

A iniciativa de los Socialistas y Demócratas, el Parlamento Europeo les ha pedido hoy al Gobierno conservador polaco y al Parlamento polaco que retiren la legislación que pretende penalizar que se ofrezca educación sexual integral a los menores con el pretexto de prevenir la pedofilia. De adoptarse, la norma afectaría a profesores, proveedores de atención médica, periodistas e incluso a los padres, amenazándoles con penas de cárcel por facilitar educación sexual, incluyendo información sobre los métodos anticonceptivos o el riesgo de explotación sexual.      

De adoptarse, la norma no solo incumpliría la Carta Europea de Derechos Fundamentales y la normativa internacional, sino también la Directiva de 2013 de la Unión Europea que les pide a todos los Estados miembros, incluyendo a Polonia, que tome medidas para reducir el riesgo de que los niños y las niñas acaben siendo víctimas de abuso o explotación sexual. 

Evelyn Regner, presidenta de la comisión FEMM (Derechos de la Mujer e Igualdad de Género) del Parlamento Europeo y negociadora de la Resolución por parte del S&D, afirmó:  

“La norma propuesta es totalmente vergonzosa y me siento orgullosa de que, con el liderazgo de los Socialistas y Demócratas, esta Cámara la haya condenado. Con la falsa apariencia de prevenir la pedofilia, a los conservadores polacos les gustaría prohibir la educación sexual en las escuelas e imponer sus visiones retrógradas sobre la salud reproductiva. Le pedimos a Polonia que se abstenga de adoptar leyes que devuelven al país a una época oscura, que contravienen los derechos y las libertades fundamentales.

“Facilitar educación sexual integral a los jóvenes no es un delito, ¡sino una parte esencial de la educación! Con internet, los niños y las niñas están continuamente expuestos a una cantidad enorme de información y también pueden sufrir la presión de sus compañeros y de influencers (líderes de opinión) en las redes sociales. Si prohibimos la educación sexual que facilitan los profesores y otros profesionales, estamos abandonando a nuestros niños y niñas, dejándolos solos en una de las etapas más cruciales y complicadas de la adolescencia. Como madre, quiero que mi hijos desarrollen una imagen sana y positiva en relación con su cuerpo y sus relaciones. Ello requiere de familias fuertes, profesores comprensivos y educadores profesionales”.   

 Tudor Ciuhodaru, el negociador de la Resolución en la comisión LIBE por parte del Grupo S&D, añadió:   

“Con 25 años de experiencia como médico, y siendo un antiguo miembro de la comisión de Salud del Parlamento rumano, puedo afirmar, sin ningún género de duda, que es sumamente importante el acceso a la educación sexual en cualquier parte, en cualquier momento, y por cualquier ciudadano o ciudadana europeo. La educación sobre la salud reproductiva, incluyendo nociones básicas de anatomía y fisiología, forma parte de ello. En una época de violencia sexual generalizada, especialmente en internet, y cuando los embarazos de adolescentes siguen siendo un importante problema social en toda Europa, debemos dotar a los adolescentes de información y herramientas para ayudarles a darle sentido a lo que ven en internet o a lo que han escuchado decir a sus compañeros. Ello significa facilitarles una educación integral sobre la salud reproductiva.

“Finalmente, no nos olvidemos de que la salud sexual es fundamental para el bienestar y el estado general de salud de las personas, y que el acceso a atención sanitaria, incluyendo a la salud reproductiva, es un derecho humano”.  

Eurodiputad@s que participan

CIUHODARU Tudor

Miembro
Rumanía

REGNER Evelyn

Miembro
Austria

Contacto de prensa del S&D

CZERNY-GRIMM Inga

Press Officer
Polonia

Noticias relacionadas

Comunicado de prensa

Los responsables del asesinato de Daphne Caruana deben pagar por ello, dice la eurodiputada del S&D Birgit Sippel

Comunicado de prensa

Un paso más cerca para que los europeos y las europeas puedan presentar demandas colectivas

Comunicado de prensa

“Apoyamos a la nueva Comisión Europea con un voto exigente, leal y vigilante”, afirma Iratxe García