Comparte:

Los Socialistas y Demócratas han recibido hoy con agrado la presentación de orientaciones para reforzar la protección de los trabajadores y las trabajadoras de temporada en la Unión Europea, en el contexto de la crisis de la COVID-19. Estas propuestas llegan en respuesta a las peticiones del Grupo S&D, que fueron recogidas en la Resolución que el Parlamento Europeo adoptó el mes pasado. Las orientaciones aportarán claridad en el contexto de los recientes brotes de la COVID-19 en varios mataderos de toda la Unión Europea, en los cuales han resultado afectados trabajadores temporales; pero necesitamos legislación reforzada a nivel nacional y europeo con la finalidad de proteger a los trabajadores transfronterizos y de temporada, de una vez por todas. 

Agnes Jongerius, portavoz de Empleo y Asuntos Sociales del Grupo S&D, afirmó:

“La condiciones laborales y de vida inaceptables de los trabajadores y las trabajadoras transfronterizos y de temporada no han cambiado todavía en Europa. La crisis de la COVID-19 ha arrojado luz, una vez más, sobre este hecho; ahora no podemos seguir como siempre. Desde mi propia observación, compruebo que los trabajadores y las trabajadoras transfronterizos se ven obligados a compartir habitaciones y pagar precios desorbitados por un alojamiento inmundo.

“La Comisión Europea está pidiendo con acierto que se regulen los estándares de una vivienda digna, sin deducir la renta, y los Estados miembros deben trasladarlo ahora a la legislación. Nos hace falta un cambio estructural en toda la cadena de suministro, también a nivel europeo. Por lo tanto, la Directiva sobre Trabajo Temporal debe revisarse, dejando de derivar la responsabilidad. El comisario Schmit está totalmente en lo cierto cuando afirma que hace falta una mejor aplicación. Los Estados miembros deben aumentar ahora el número de inspectores”. 

Gabriele Bischoff, negociadora del Grupo S&D sobre seguridad social, afirmó: 

“Es positivo que la Comisión Europea reafirme los derechos de los trabajadores de temporada; pero no basta si no existen mejores controles y una mejor aplicación de la legislación actual. Por lo tanto, es obvio que la Autoridad Laboral Europea (ALE) necesita más recursos y competencias, si realmente queremos acabar con el fraude y las violaciones de la legislación de la Unión Europea. Un número europeo de la seguridad social puede ayudar a ello, y crear certidumbre jurídica para los empleados y las empresas. También nos hacen falta puntos independientes de contacto y debemos asegurarnos de que esos trabajadores y trabajadoras puedan presentar quejas, independientemente del Estado miembro en el que se encuentren.

“Los Estados miembros deben garantizar que sus sistemas de seguridad social son estables, fiables y están a prueba de crisis, y que la Unión Europea ofrece normas comunes para proteger los derechos a la seguridad social cuando se muevan por Europa. Por lo tanto, esperamos que se logre pronto un acuerdo en torno a la revisión de la legislación sobre la coordinación de la seguridad social de cara a garantizar una movilidad justa y protección social a todos los ciudadanos y las ciudadanas de la Unión Europea”.

Nota para los redactores:

Agnes Jongerius y Gabriele Bischoff negociaron la Resolución del Parlamento Europeo sobre la protección de los trabajadores y las trabajadoras transfronterizos y de temporada en la Unión Europea, en nombre del Grupo S&D.

 

Eurodiputad@s que participan

JONGERIUS Agnes

JONGERIUS Agnes

Head of delegation
Coordinador
Los Países Bajos
BISCHOFF Gabriele

BISCHOFF Gabriele

Miembro
Alemania

Contacto de prensa del S&D

Chiru Dana

CHIRU Dana

Press Officer
Rumanía