Comparte:

Como lo han pedido el Grupo S&D y el Parlamento Europeo, el Consejo de la Unión Europea ha impuesto hoy sanciones a los líderes del golpe militar antidemocrático en Myanmar. Los eurodiputados y las eurodiputadas socialistas y demócratas reafirman su apoyo a una vuelta a la democracia en el país sudoriental y piden la puesta en libertad de inmediato de todos los presos políticos.

La eurodiputada Marianne Vind, portavoz del Grupo S&D sobre Asia Sudoriental, afirmó:

“Los Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo apoyan al pueblo de Myanmar. La experiencia de diez años de democracia se ha apoderado de la gente, que no dejará que la junta militar haga retroceder el reloj una década. Cientos de miles de personas protestan y hacen huelga en todo el país, pese a las tácticas amenazantes, las medidas violentas y las detenciones. Pedimos la puesta en libertad de inmediato de todos los presos políticos.

“Estamos contentos de que el Consejo de la Unión Europea haya tomado medidas para castigar a los que trabajan para obstruir la democracia y la libertad en Myanmar. Apoyamos plenamente las sanciones contra las once personas que dieron el golpe militar el mes pasado y estamos especialmente contentos de que la Unión Europea haya tomado medidas contra los rangos más altos del Tatmadaw (Fuerzas Armadas), incluyendo al comandante en jefe Min Aung Hlaing. La situación cambia día a día y es absolutamente vital que la Unión Europea siga supervisando la situación e identificando más sanciones específicas contra los intereses militares, si fuera necesario”.

Eurodiputad@s que participan

VIND Marianne
VIND Marianne
Miembro
Dinamarca

Contacto de prensa del S&D

Chiru Dana
CHIRU Dana
Press Officer
Rumanía

Noticias relacionadas

Comunicado de prensa
La Unión Europea debe adoptar una nueva estrategia con Rusia que incluiría un precio claro por amenazas a la seguridad de Europa
Comunicado de prensa
Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D reafirman su apoyo al Acuerdo de Paz de Colombia
Comunicado de prensa
El Parlamento Europeo debe dejar en suspenso el Acuerdo de Inversión entre la Unión Europea y China mientras haya eurodiputados sancionados por Beijing