Publicado:
Comparte:

A iniciativa de los Socialistas y Demócratas, el Parlamento Europeo ha condenado hoy el nuevo código penal de Brunei que castiga el adulterio y el sexo gay con la pena de muerte por lapidación y que permite la amputación de miembros por robo.  

La Resolución, que se ha aprobado por una contundente mayoría, pide que se estudien sanciones como la congelación de activos y la prohibición de visados en caso de que se implemente el código penal basado en la sharia.

 

La portavoz de Derechos Humanos del Grupo S&D, Soraya Post, afirmó:

“El nuevo código penal basado en la sharia es cruel, degradante e inhumano. Se dirige contra grupos sociales que ya son vulnerables: niños y niñas, mujeres y personas LGTBI, y les priva de sus derechos humanos. Según las nuevas normas, se puede castigar a niños y niñas de apenas siete años con azotes y latigazos. Los actos consentidos entre personas del mismo sexo y el aborto pueden castigarse con muerte por lapidación o con azotes y latigazos.

“Los castigos son arcaicos y malvados, como lo es la mentalidad de la monarquía de Brunei. En las sociedades civilizadas, donde se respetan los derechos humanos, no es un delito ser gay, lesbiana o bisexual, ni abortar. Pido que se ponga fin de inmediato a este código penal basado en la sharia. De otro modo, la Unión Europea no tendrá más opción que imponer duras sanciones a los funcionarios del gobierno y al sultán de Brunei. Deben hacer frente a la prohibición de viajar y a sanciones financieras, incluyendo la incautación de sus activos”.  

Contacto de prensa del S&D

CZERNY-GRIMM Inga
Press Officer
Polonia

Noticias relacionadas

Comunicado de prensa

El Grupo S&D: es momento de que todos los Estados miembros muestren madurez y responsabilidad política e inicien las negociaciones de adhesión con Macedonia del Norte y Albania

Comunicado de prensa

“Turquía debe retirar ahora mismo sus fuerzas del norte de Siria”, dice el Grupo S&D

Comunicado de prensa

Hay que defender nuestras elecciones ante la interferencia y la manipulación extranjeras