Comparte:

El Parlamento Europeo ha adoptado su Resolución sobre el conflicto de interés del primer ministro de la República Checa, Andrej Babiš. Los Socialistas y Demócratas consideran inaceptable que un miembro del Consejo Europeo abuse de su posición y posibilite la mala utilización de los fondos de la Unión Europea. La Resolución adoptada por los eurodiputados y las eurodiputadas llega como resultado de un debate sobre el caso que tuvo lugar en la última sesión plenaria, en mayo de 2021.  

La eurodiputada Lara Wolters, negociadora del Grupo S&D para el informe, afirmó:  

“El primer ministro checo, Andrej Babiš, es capaz de apuntalar sus propios negocios con dinero público. Al hacerlo, está debilitando los valores europeos y engañando a los contribuyentes europeos. Cada euro que acaba en los bolsillos de los oligarcas no se destina a resolver nuestros desafíos europeos compartidos, como invertir en la recuperación de la pandemia. La posición que nosotros y nosotras, los miembros del Parlamento Europeo, hemos adoptado hoy es una consecuencia lógica del informe de auditoría realizado por la Comisión Europea.

“Insistimos en una solución a este caso flagrante, en interés del pueblo checo y de los contribuyentes europeos. En este contexto, es incluso más inaceptable cuando Babiš llama “mafia” a los auditores de la Comisión Europea, ni que decir tiene cuando realiza comentarios difamatorios contra los medios de comunicación de la República Checa que están investigando este asunto. La Comisión Europea  debe estudiar la posibilidad de activar el mecanismo de condicionalidad del estado de derecho, si las autoridades checas no actúan para acabar con el conflicto de intereses y proteger el presupuesto de la Unión Europea”.

Nota para los redactores:

A finales de abril de 2021, la Comisión Europea (Dirección General REGIO y Dirección General EMPL) publicó su informe final de auditoría, que confirma las acusaciones sobre el conflicto de interés contra el primer ministro checo, Andrej Babiš. Este informe es el resultado de un proceso de auditoría sobre las subvenciones de la Unión Europea que se han concedido al Grupo Agrofert, un conglomerado agrícola fundado por Andrej Babiš.  La auditoría concluyó que el primer ministro seguía siendo el beneficiario activo de Agrofert, a pesar de haber depositado sus activos en fondos conjuntos. Entretanto, su posición como primer ministro le permitió influir en la distribución de los fondos de la Unión Europea.

Como resultado, se comprobó que Babiš había incumplido la Ley checa de Conflictos de Interés y el Reglamento financiero de la Unión Europea. Los pagos concedidos por las autoridades checas desde septiembre de 2017, que son pre-aprobados con los subsidios de la Unión Europea (subvenciones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo Social Europeo), a Agrofert deben devolverse.

En diciembre de 2018, la Comisión Europea dejó de dar subvenciones de la Unión Europea al grupo Agrofert con motivo de la auditoría mientras se llevaba a cabo la investigación formal de la Comisión Europea. La investigación sobre el conflicto de interés del primer ministro checo se ha estado llevando a cabo desde enero de 2019. En junio de 2020, después de la reapertura del caso por la mala utilización de los fondos de la Unión Europea por parte de Andrej Babiš, el Parlamento Europeo emitió una Resolución en la que les pedía a la Comisión Europea y al Consejo de la Unión Europea que facilitaran compromisos y respuestas claras en relación con esta situación inaceptable de conflicto de interés.

Eurodiputad@s que participan

WOLTERS Lara
WOLTERS Lara
Miembro
Los Países Bajos

Contacto de prensa del S&D

Stanchev Alexander
STANCHEV Alexander
Coordinador de prensa
Bulgaria

Noticias relacionadas

Comunicado de prensa
El nuevo Reglamento único refuerza la normativa de la UE contra el blanqueo de capitales
Comunicado de prensa
El Grupo S&D: “El respeto de los derechos humanos y una mayor responsabilidad democrática deben estar presentes en la política exterior y de desarrollo de la Unión Europea”
Comunicado de prensa
El Parlamento Europeo apoya la petición del Grupo S&D de reformar las normas fiscales desactualizadas de la Unión Europea