Comparte:

Después de la declaración del presidente Juncker sobre el Estado de la Unión, hoy, en el Parlamento, reunido en Estrasburgo, el presidente del Grupo S&D, Gianni Pittella, afirmaba:
 
“La Comisión Europea ha liberado finalmente a Europa del vergonzoso egoísmo de algunos gobiernos nacionales. Como hemos propuesto, la Comisión Europea ha presentado medidas valientes sobre inmigración y ahora depende del Consejo y de los Estados miembros estar a la altura de sus responsabilidades. En Italia, Grecia, Hungría, Alemania o Austria, los ciudadanos europeos han mostrado su solidaridad y los líderes europeos deben aprender de su ejemplo. Solo los tontos pueden creer que construir vallas más altas o alambres más afilados resolverá esta crisis. El Grupo S&D ha pedido desde hace mucho una respuesta europea y estamos encantados con las propuestas que la Comisión Europea ha presentado hoy.  
 
“Compartimos la creencia de que hace falta un mecanismo de emergencia que contemple un sistema obligatorio de reubicación entre los Estados miembros para acoger a un número adecuado de migrantes. Debe apoyarse con sanciones financieras a los países que no sean capaces de acoger a refugiados y crear puntos de acceso. El Grupo S&D también está satisfecho con el hecho de que un nuevo sistema permanente sustituirá de facto a la Regulación de Dublín. A largo plazo, también animamos a que se cree un marco jurídico para los migrantes económicos. A fin de cuentas, la economía europea necesita a los migrantes.  
 
“Le pedimos al Consejo Europeo que adopte estas propuestas para olvidar las lamentables páginas que se han escrito en junio y julio. Podríamos haber salvado miles de vidas más, si algunos líderes europeos se hubieran despertado hace años, y no hace semanas: cuando los migrantes empezaron a llamar a sus puertas. No queremos avergonzarnos más como seres humanos y como ciudadanos europeos. A largo plazo, celebramos el mayor compromiso con la cooperación en África. Debemos seguir el buen trabajo realizado por la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidenta de la Comisión, Federica Mogherini, de cara a encontrar una solución política a la crisis de Libia y Siria.  
 
“En cuanto al Estado de la Unión, nuestro Grupo juzgará a esta Comisión en base a sus acciones y no a sus palabras. Pedimos una calificación AAA del paquete de movilidad laboral para luchar firmemente contra el dumping social y ofrecer protección a quienes estén en una situación de trabajo precario. También pedimos una revisión general de la Directiva sobre el desplazamiento de trabajadores y una respuesta clara a las preocupaciones de los agricultores europeos.
 
“Le pedimos a la Comisión Europea que pase de las palabras a los hechos en relación con la justicia fiscal. Ha llegado la hora de que las empresas paguen sus impuestos donde generan sus beneficios. Para garantizarlo, animamos a que se adopte la información por país que supondría un importante avance en la lucha contra la evasión y la elusión fiscal.  
 
“La crisis griega ha mostrado que nuestra Unión Monetaria actual ya no basta. Debe reforzarse. Le pedimos a la Comisión Europea que pongan en marcha las conclusiones del Informe de los Cinco Presidentes; pero también que recupere la idea de los Eurobonos para ocuparse de la pesada carga de la deuda pública.
 
“Por último, pero no por ello menos importante, el cambio climático. Esperamos que Europa esté en primera línea en este reto mundial: nuestra economía debe pensarse de nuevo en base a este nuevo enfoque, para volverse circular y sostenible.
 
“Depende de nosotros decidir si Europa simplemente gestiona su declive en el mundo o si cambia por el bien futuro de todos los europeos”.

Noticias relacionadas

Comunicado de prensa

El Grupo S&D sobre el nuevo Pacto de Migración y Asilo: la solidaridad debe ser la norma, no la excepción

Comunicado de prensa

La Comisión Europea debe ser más ambiciosa en cuanto a las sustancias carcinógenas para proteger mejor la salud de los trabajadores y las trabajadoras

Comunicado de prensa

Los progresistas lideran la reforma de la Garantía Juvenil para acabar con las prácticas no remuneradas en la Unión Europea