Comparte:

Hablando antes de la presentación del borrador de informe Jongerius/Radtke sobre Salarios mínimos adecuados en la Unión Europea en la comisión de Empleo del Parlamento Europeo, hoy a las 16:45 horas, la eurodiputada del Grupo S&D y negociadora del Parlamento Europeo para los salarios mínimos, Agnes Jongerius, afirmó:

“En la actualidad, uno de cada seis empleados o empleadas de Europa no gana lo bastante para cubrir sus necesidades. Aunque trabajen una dura semana de 40 horas, no pueden pagar el alquiler, la comida y la ropa. Entre estos pobres que trabajan hay millones de trabajadores y trabajadoras que han mantenido nuestras sociedades a flote durante la pandemia de la Covid-19. Poniendo en riesgo su salud e incluso su vida para que pudiéramos seguir viviendo. Los enfermeros y las enfermeras que cuidan de nuestros enfermos, los trabajadores agrícolas, los repartidores y los dependientes de las tiendas, asegurándose de que tenemos comida en nuestra mesa, el personal de atención infantil que educa a nuestros hijos e hijas, los trabajadores asistenciales cuidando de las personas mayores en nuestras comunidades, los que recogen la basura y los limpiadores y limpiadoras que garantizan que se mantienen condiciones higiénicas. Son esenciales, pero están infravalorados e infra pagados; esa es la situación de muchos de nuestros héroes de la Covid-19. Esto tiene que cambiar. El trabajo debe pagar nuevamente.  

“Es momento de respeto y de salarios dignos. Cada trabajador y trabajadora europeo merece ganar un salario que esté por encima del umbral de la decencia: el 60% del salario mediano y el 50% del salario medio. No aceptaremos criterios de productividad, impuestos o beneficios como parte de los cálculos de la cifra que se fije como salario mínimo. Ningún trabajador ni trabajadora debe ser obligado a retroceder con recortes o beneficios fiscales. Si trabajas a tiempo completo, tu salario debe pagar condiciones dignas de vida.

“Uno de los principios que guían esta directiva es el trato igual de los trabajadores. Los reponedores de los supermercados que trabajan hombro con hombro se merecen recibir el mismo salario. Por lo tanto, debemos poner fin a las variaciones y las deducciones, que acaban en situaciones en las que hay trabajadores a los que se les pagan salarios que están por debajo de los niveles salariales mínimos. Después de todo, la esencia de los salarios mínimos es asegurar salarios dignos que garanticen que todos los trabajadores y las trabajadoras pueden llevar comida a la mesa y tener un techo sobre la cabeza.

“La mejor forma de poner fin a la pobreza a pesar de tener trabajo y de garantizar condiciones laborales dignas es mediante la negociación colectiva. Todos los Estados miembros deben, por lo tanto, aspirar a cubrir el 90% de los acuerdos de negociación colectiva. Tenemos que elevar el nivel de ambición. Con una mano, debemos luchar contra el acoso sindical y, con la otra, los Estados miembros deben promover masivamente la negociación colectiva a través de su contratación pública, llevando así también a un incremento de la cobertura de la negociación colectiva. Una cosa debe quedar clara desde el inicio: la negociación colectiva la hacen los sindicatos, nadie más”.  

Nota para los redactores:

Esta Directiva establecerá un marco jurídico para salarios mínimos justos en Europa, pero no fijará un salario mínimo europeo común ni obligará a los Estados miembros que no tengan salarios mínimos obligatorios a introducirlos. Lo afirma claramente el Artículo 1 de la propuesta de la Comisión Europea: “(2) Esta Directiva no será obstáculo para que los Estados miembros elijan establecer salarios mínimos obligatorios o promover el acceso a la protección de los salarios mínimos que ofrecen los acuerdos de negociación colectiva. (3) Ningún aspecto de esta Directiva debe interpretarse como la imposición de una obligación a los Estados miembros por la cual la fijación salarial se garantice exclusivamente mediante acuerdos colectivos para introducir un salario mínimo obligatorio o hacer que los acuerdos colectivos se apliquen universalmente”.

La Comisión Europea presentó su propuesta de Directiva sobre salarios mínimos adecuados en la Unión Europea, el 28 de octubre de 2020. Está previsto que el Informe Jongerius/Radtke se vote en la comisión de Empleo del Parlamento Europeo, en septiembre de 2021. El informe será la posición del Parlamento Europeo para negociar la Directiva con los Estados miembros. Puedes ver la presentación del informe aquí.

 

Eurodiputad@s que participan

JONGERIUS Agnes
JONGERIUS Agnes
Jefa de delegación
Coordinadora
Los Países Bajos

Contacto de prensa del S&D

Pelz Silvia
PELZ Silvia
Coordinadora de prensa
Alemania

Noticias relacionadas

Comunicado de prensa
El Grupo S&D celebra el paquete climático Fit for 55: trabajaremos para que esta transición fundamental sea justa y socialmente sostenible
Comunicado de prensa
El Grupo S&D le pide a la Comisión Europea que proteja a los trabajadores y las trabajadoras de las plataformas con normativa a nivel de la Unión Europea
Comunicado de prensa
Adaptar la salud y la seguridad en el trabajo a los tiempos cambiantes, le dice el Grupo S&D a la Comisión Europea