• La igualdad entre mujeres y hombres es un derecho fundamental reconocido en el Tratado de Roma de 1957 y en la Carta de Derechos Fundamentales.

    Aunque la Unión Europea ha adoptado muchos textos para promover la igualdad de oportunidades, garantizar la igualdad de trato entre hombres y mujeres, y luchar contra todas las formas de discriminación, no se han producido, ni por asomo, los avances que hacen falta, y las mujeres todavía hacen frente a muchas desigualdades en su día a día.

    El Grupo S&D quiere una Europa igualitaria y de inclusión para todos. Todavía hay un largo camino que recorrer.

Call for application - Step it up for Gender Equality - Youth for Gender Equality Forum, 8 & 9 February 2017

What is it?

Apply now for the chance to join us in Brussels on 8 & 9 February 2017 for the second edition of our Youth for Gender Equality Forum.

Step it up for Gender Equality is an interactive and inspiring initiative to promote dialogue, exchange, learning and networking for people engaged in promoting gender equality in their daily lives. Organised by the Group of the Progressive Alliance of Socialists and Democrats in the European Parliament, in collaboration with PES Women, Young European Socialists, Rainbow Rose and the Global Progressive Forum.

Interested?

You are advised to apply as soon as possible, as for practical reasons we can only take into consideration the first 250 applications. The top 25 of these will be selected for the Youth for Gender Equality Forum and will be contacted as from 21 November 2016.

For more information, please email: s-d.genderequal@ep.europa.eu

WE HAVE RECEIVED OVER 250 APPLICATIONS - REGISTRATION IS NOW CLOSED

CLICK HERE FOR THE DRAFT PROGRAMME

La violencia contra las mujeres

En Europa, siete mujeres son asesinadas cada día y una mujer de tres ha sido físicamente y/o sexualmente agredida, al menos, una vez en la vida. Las mujeres también constituyen la enorme mayoría de las víctimas del tráfico de personas, particularmente de la explotación sexual y la prostitución.

Aunque la Directiva del 2011 contra el tráfico de personas establece medidas específicas para abordar esta forma de violencia, la Comisión Europea todavía ignora la petición del Parlamento Europeo de que se apruebe una legislación global para luchar contra la violencia que se ejerce contra las mujeres. Además, solo 14 países de la Unión Europea han ratificado el Convenio de Estambul sobre la lucha contra la violencia que se ejerce contra las mujeres.

La violencia contra las mujeres es uno de los principales obstáculos para alcanzar la verdadera igualdad entre mujeres y hombres. El Grupo S&D sigue pidiéndole a la Comisión Europea que presente propuestas estratégicas contra la violencia que se ejerce contra las mujeres, antes de las próximas elecciones europeas, y les pide a la Unión Europea y a todos los Estados miembros que firmen y ratifiquen el Convenio de Estambul.

La igualdad salarial y las diferencias entre las pensiones

El 60% de todas las tituladas universitarias son mujeres. Sin embargo, las mujeres de la Unión Europea ganan de media un 16% menos que los hombres; así es que ciertamente las mujeres están trabajando dos meses anuales sin recibir ningún salario. Y a largo plazo, salarios más bajos significan pensiones más bajas, lo que puede llevar a un mayor riesgo de pobreza. La diferencia entre las pensiones que cobran hombres y mujeres es de un 39% aproximadamente.

La Directiva que establece el principio de la igualdad salarial y la igualdad de trato en el trabajo entre hombres y mujeres se adoptó en 1975 y se ha actualizado con regularidad; pero, a menos que haya cambios radicales en la situación actual, la igualdad salarial no será una realidad antes del 2084.

Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D quieren que se tomen medidas ahora con la finalidad de lograr una nueva Directiva actualizada sobre la igualdad salarial, que pueda reducir efectivamente la diferencia salarial por motivos de género en un 2% anual, con sanciones clara para los países de la Unión Europea que no la apliquen.

Pobreza

El objetivo que la Unión Europea quiere alcanzar antes del 2020 es un índice de empleo del 75% para todos; pero el actual índice de empleo de las mujeres es solo del 63% : una diferencia del 12%. Según la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico), el número de mujeres que aceptan trabajos informales y no remunerados es cada vez mayor. Y, lo que es preocupante, las medidas de austeridad han afectado mucho más a las mujeres que a los hombres. Los recortes presupuestarios han tenido su mayor impacto en el sector público, donde trabajan muchas mujeres, cerca de un 80% de los  “trabajadores pobres” son mujeres y más de un tercio de las mujeres mayores de la Unión Europea no recibe ninguna pensión. La feminización de la pobreza es cada vez mayor: las mujeres tienen más riesgo de caer en la pobreza que los hombres.

Los trabajos inseguros y mal remunerados deben reemplazarse por trabajos sostenibles. Seguimos trabajando hacia ese objetivo, pidiendo que se ponga fin a las medidas de austeridad que son contraproducentes y que se incluyan objetivos más firmes de igualdad de género en la estrategia de la UE 2020 y en el ciclo económico del Semestre Europeo.

Maternidad, paternidad y permiso parental

Desde el inicio de la crisis económica, el índice de natalidad de Europa ha caído. Ello se debe, en parte, al hecho de que no siempre se les permite a las mujeres y a los hombres disfrutar del permiso por maternidad, el permiso por paternidad y la baja parental.

En la actualidad, la legislación sobre la baja por maternidad permite tomarse 14 semanas y existen varios sistemas distintos de remuneración en toda Europa. En el 2010, los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D promovieron la introducción de una propuesta para elevar el permiso por maternidad a 20 semanas, y a dos semanas de permiso de paternidad,  percibiendo el salario íntegro. El Parlamento Europeo adoptó todo ello, pero una minoría de Estados miembros del Consejo bloquearon el texto y la Comisión Europea anunció que retiraría la propuesta, en julio del 2015. Recientemente se ha publicado una hoja de ruta sobre el equilibrio entre la vida laboral y personal. 

Insistiremos en que el Consejo y la Comisión Europea asuman sus responsabilidades con seriedad y les pediremos que consideren la situación demográfica a largo plazo en la Unión Europea. Queremos un hoja de ruta que sea ambiciosa e incluya planes para revisar la Directiva sobre el Permiso por Maternidad para ofrecer mejor protección a las trabajadoras que estén embarazadas y un mínimo de dos semanas de permiso de paternidad, plenamente remunerado, a todos los padres, así como una revisión de la Directiva sobre el Permiso Parental para permitir que los padres compartan igualmente las obligaciones familiares. Los niños son el futuro de la Unión Europea. Por este motivo, los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D también piden mejoras reales en relación con el cuidado infantil, que sea asequible y de gran calidad, de forma que puedan cumplirse los objetivos de Barcelona, para que mujeres y hombres puedan lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida familiar.

Mi cuerpo, mis derechos

La salud y los derechos sexuales y reproductivos son una de nuestras prioridades claves. Ello incluye la educación sexual, evitar embarazos no deseados, que se puedan practicar abortos seguros, tratar las enfermedades de transmisión sexual y ocuparse de la violencia sexual.

Actualmente, cuatro países de la Unión Europea todavía penalizan el aborto, mientras que los servicios sanitarios prenatales y post-parto se han visto muy afectados por la crisis. Ahora, muchas mujeres de Europa no pueden acceder a contraceptivos y abortos seguros, lo que restringe su derecho a elegir en temas sexuales y reproductivos.

En 2015, nuestros diputados firmaron "Todos nosotros", la declaración de los derechos de aborto.

El derecho de las mujeres a tomar decisiones sobre su propio cuerpo es un derecho fundamental que debe incluirse en la Carta de Derechos Fundamentales. Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D también quieren que se incluya un apartado fuerte y coherente sobre salud y derechos sexuales y reproductivos en la estrategia de salud pública de la Unión Europea.

Las mujeres en la toma de decisiones

Las mujeres todavía constituyen una proporción muy baja de los representantes electos de los parlamentos nacionales: entre el 43% y 9% en toda la Unión Europea. En el Parlamento Europeo, por el momento, solo el 36% de los eurodiputados son mujeres, lo que supone un pequeño aumento desde las elecciones del 2009. Sin embargo, nuestro Grupo casi ha logrado un equilibrio entre hombres y mujeres, con un 44% de eurodiputadas en el equipo directivo del Grupo; pero hay que hacer más para fomentar la igualdad en la vida política.

Hay, incluso, menos mujeres en los consejos de empresa. De media, solo un 20% de los miembros de los consejos de empresas son mujeres, mientras que en Noruega han llegado al 40% mediante la introducción de cupos legales.

Los cupos se han vuelto necesarios para lograr la igualdad de género. Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D le han pedido a la Comisión Europea que elabore legislación que requiera un 40% de cuota de mujeres en los consejos de empresa antes del 2020 y también le hemos pedido al Consejo que deje de bloquear la legislación y ayude a las mujeres a llegar a los puestos de alta dirección.

Inclusión social

En 1995, la comunidad internacional adoptó la Plataforma de Acción de Beijing, en la que identificó doce áreas críticas para impulsar la igualdad de género. En el 2015, en el 20º aniversario de la Plataforma de Beijing, las mujeres siguen sufriendo más violencia, más pobreza, más discriminación y más exclusión social que los hombres, y no pueden ejercer plenamente sus derechos sexuales y reproductivos.

No puede lograrse la igualdad a menos que los países de la Unión Europea pongan en marcha políticas efectivas para promover la igualdad de género: los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D insisten en que todos los países deben aplicar plenamente los compromisos que adoptaron en Beijing.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU (ODM) pedían el acceso equitativo de niñas y niños a todos los niveles educativos antes del 2015. Se ha conseguido, sobre todo, en la educación primaria; pero no en los niveles superiores, donde las chicas todavía se enfrentan con obstáculos mayores que los chicos.

Capacitar a las niñas y a las mujeres de todo el mundo con educación es esencial; por eso, los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D le piden a la Unión Europea que apoye a todos los países en desarrollo para que puedan lograrse esos objetivos.

MUJERES REFUGIADAS

En el 2015, aproximadamente un millón de personas cruzaron el Mediterráneo. Cerca del 35% de los refugiados eran mujeres y niños.

 En enero del 2016, las mujeres representaban el 55%.

Debemos subrayar la situación excepcionalmente vulnerable de las mujeres refugiadas y que buscan asilo en la Unión Europea. Han huido de la persecución en sus países de origen para realizar un viaje peligroso que les permita llegar a un lugar seguro. A su llegada a los centros de acogida, estas mujeres, que ya son vulnerables y que pueden ser víctimas de violencia sexual, tráfico de personas u otros delitos violentos, se enfrentan con barreras adicionales que las vuelven incluso más vulnerables. Nuestro Grupo pide procedimientos de asilo que tengan en cuenta el género, con una serie de medidas que garanticen que se cubren las necesidades de las mujeres en los procedimientos de asilo, como facilitar formación específica de género al personal, incluyendo una formación completa sobre violencia sexual, tráfico de personas y mutilación genital femenina; instalaciones específicas de higiene y para pernoctar; el derecho a pedir intérpretes y entrevistadoras que sean mujeres; el acceso a servicios sanitarios que tengan en cuenta el género, incluyendo la atención prenatal y de posparto; ofrecer cuidado infantil durante los exámenes y las entrevistas para solicitar el asilo, y el derecho de las mujeres a presentar una reclamación de asilo al margen de su marido como un aspecto clave del empoderamiento de las mujeres. También pedimos que se ponga fin al arresto de niños y mujeres embarazadas que buscan asilo.

La violencia por motivos de género, como la violación, la violencia sexual, la mutilación genital femenina o el matrimonio forzado, debe ser una razón válida para solicitar asilo en la Unión Europea. En cuanto a la integración de los refugiados, nuestro Grupo pide que se facilite su acceso al mercado laboral, el acceso a cursos de idioma y a educación, el acceso a cuidado infantil y reunificación familiar, y el reconocimiento de las calificaciones obtenidas en el extranjero.

 

Más información

Ponente Mary Honeyball (S&D, Reino Unido)

Comunicado de prensa de la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de las Naciones Unidas: el informe alerta de que las mujeres refugiadas que viajan por Europa están en riesgo de sufrir violencia sexual y por motivos de género

Comunicados de prensa

No hay tweets en los últimos 7 días